domingo, 26 de junio de 2011

Asamblea FEN 2011: reconocimientos

El sábado 18 de junio de 2011, la FEN celebró su Asamblea anual coincidente con su 30 aniversario. La Asamblea tuvo lugar en un nuevo hotel cercano a Alicante, que facilitó así la convivencia de los representantes de las asociaciones federadas en un marco óptimo y durante todo un fin de semana.

Representantes Asociaciones FEN en la Asamblea 30 aniversario FEN

En la Asamblea se dieron de baja tres asociaciones ya durante muchos años inactivas y dimos la bienvenida a una nueva asociación catalana, la de Amigos del Fonoll, que promete mucha actividad.
Los asistentes aprobaron por unanimidad las acciones legales que se han llevado a cabo hasta el momento, como son los recursos ya ganados frente ayuntamientos, los ya ganados en cuanto a multas a socios particulares, y los en curso. Se dio permiso expreso, con firma, al presidente de la FEN para demandar al Ayuntamiento de Barcelona. Documento que se adjuntará a la demanda.
La FEN otorga este año un reconocimiento a dos personas. Una por su nuevas iniciativas Naturistas: Juana María Obrero, gerente del primer Parque Acuático, Aquasierra, que ya ha inaugurado una amplia zona para los amantes del Naturismo: 3500 m2 con dos piscinas, una para niños, en las cercanías de Córdoba (Andalucía). Y otro reconocimiento, muy especial por la carga ideológica y ejemplificante, concedido al Naturista Julián Santamaría.
Julián vive en Las Palmas de Gran Canaria. La playa de tradición nudista más cercana a su casa se encuentra a más de 50 km, y él es Naturista. Para él hacer más de 100 km diarios para darse su habitual baño diario conlleva riesgo, contaminación, consumismo. Julián sabe que en nuestro estado, como en la mayoría de las democracias de derecho, el cuerpo humano no puede ser criminalizado. Julián sabe que las antiguamente llamadas “playas nudistas” desaparecieron tras la abolición del escándalo público mediante Ley Orgánica (la 5/1988) y que por ello los ayuntamientos fueron privados de la función de policía de moralidad que les otorgaba la antigua Ley de Costas. Y como lo sabe, acude con su hijo, y con quien quiera secundarle, a la playa más cercana a su domicilio, la de Las Canteras. Durante 6 años ha luchado para que nadie pueda imponerle cómo vestirse en la playa, o a qué playa debe ir. Para ello ha contado con la ayuda de la FEN y de la asociación NATURATEN a la que pertenece, y va ganando, vamos ganando. El defensor del pueblo ha declarado el reglamento de playas que prohíbe el nudismo ilegal, y un tribunal ha dado la razón a Julián tras desobedecer a un municipal que aplicaba dicho reglamento ilegal (ver caso completo en este enlace). Julián también fue multado junto a otros dos amigos en Cádiz, multas que están aún pendientes de resolución.
Hoy en día Julián se baña tranquilo en su playa de las Canteras. Gracias a luchadores como Julián “el marino”, como se da a conocer en los foros de Internet, todos nosotros podremos bañarnos y disfrutar de la naturaleza con la ropa que deseemos, es decir, sin ropa alguna, en contacto directo con la naturaleza y con nuestros iguales. La FEN, con este reconocimiento otorgado por unanimidad de todos los representantes de las asociaciones y a petición de su presidente, quiere promover entre los socios y amigos de nuestras asociaciones la misma disposición y espíritu de lucha de Julián: ve a la playa más cercana, disfruta y lucha, que la lucha también se disfruta.
La Asamblea aprobó también las actividades, insistiendo en especial en el encuentro europeo que organiza la FEN en Arna, en Francia, pero a escasos 100km de San Sebastián. Se distribuyeron los 5000 desplegables de playas, asociaciones y centros, y se mostraron las camisetas que se van a regalar a los asistentes al encuentro de Arna. Damos las gracias al Vicepresidente saliente, José Manuel Díaz, por su buen trabajo, y damos la bienvenida a Joaquim Plana, que aunará los puestos de Vicepresidente y deportes.

1 comentario:

  1. Comparto totalmente el reconocimiento a nuestro compañero y amigo Julián.

    ResponderEliminar